La creatividad se aprende como se aprende aleer.

Dejar el escritorio y salir

Creo en las historias y el poder que tienen para ayudarnos a comprender el mundo que nos rodea. A través de las historias, abrazamos la experiencia de algo elemental y fuera del tiempo. Aún así, es un trabajo duro poner una secuencia de eventos, en una narración significativa. Duro, sí, pero apasionante. Hecho a mano y cuidadosamente elaborado en el tiempo. Por eso amo este trabajo también.
En todos estos años de publicidad y televisión tuve la posibilidad de aprender a llegar a la gente de forma efectiva, pero el artificio no cambia el sentimiento:Las historias deben ser sobre las personas, sus sueños y luchas, y todo lo que pasa en el medio. Y las historias están allá afuera.
Por eso, es recomendable dejar el escritorio y salir. Un vagabundeo calculado es el mejor antídoto que conozco para no tirar todo por los aires entre tanto "brainstorming", "lookandfeel" y "nos coge el aire". Un plan sin plan, puede ayudarnos a recuperar la voz de la gente para la que realmente trabajamos.

Este es mi método.

La pesca, una buena pesca

Me gusta andar por ahí, cámara en mano, buscando sin buscar. La foto nos da la posibilidad de asomarnos al otro. Pero, para acceder a esas historias hechas de puntos suspensivos, hace falta dejar a un lado el ego, hacerse invisible. Es un gran ejercicio. Creo que en esos no-espacios sucede todo. Con un poco de suerte y después de mucho, habrá alguna foto que nos cuente algo, que dispare una idea. De vuelta en casa, es tiempo de darle forma a todo ese material visual y emocional.
Cuando estoy trabajando alguna idea, sea para el soporte que sea, busco ponerle algunas imágenes que ayuden a contar un poco el ánimo. Me gusta pensar que es "solo hacer algunos concepts que ayuden al otro a situarse". Pero en general es más, mucho más...

Behance

Lo que se dice una "escalada"

A veces, las ideas tienen ese poder de llevarnos más allá de nuestras propias limitaciones. Al igual, nadie dice dónde empieza y dónde termina el trabajo de un creativo. Pero además, como no es trabajo, es un "proyecto", una idea que no va a irse hasta que la cuentes, hay que hacerlo.
En estos años, a medio camino entre agencias y productoras, entendí que una linda carpeta es un puntazo. Si a eso, le sumás unos concepts, entonces ya te están escuchando. Pero si a todo eso, le sumás un teaser, algo cortito y sugestivo, entonces ya tenés el minuto que necesitabas para "vender" tu idea.

Vimeo